LA PATRIA ¿SOMOS TODOS?

Evidentemente, quedó demostrado con los actos realizados ayer en Rosario y Salta quienes son unos y quienes son otros.
En Rosario se convocaron cientos de miles de personas, en un acto multitudinario como hacía muchísimo tiempo no se veía.
En cambio, en Salta, volvimos a ver en funcionamiento el aparato oficial, volvimos a ver un acto pago, y que lamentablemente pagamos todos.
Sería bueno saber, además, por que se eligió Salta, cuando la lógica indica que el 25 de Mayo debe celebrarse frente el cabildo de la Ciudad de Buenos Aires.
Un acto que fue televisado por “el canal de todos”, Canal 7, donde el director de cámaras jamás mostró un plano panorámico para que no se pudiera apreciar la magra concurrencia, que más que a escuchar a la Presidente decir incoherencias como “dejar de lado intereses sectoriales, en pos de los intereses de la Patria”o “aprendamos que antes que el sector, antes que nuestra propia individualidad, están los intereses de la Patria, esa es la generación del Bicentenario, a eso convocamos”, fue a presenciar al mediocre grupo folclórico “Los Nocheros” y donde, fiel al estilo peronista, no faltaron los desmanes y las trompadas.
Un acto, donde el animador trataba de convencer a los televidentes de la “numerosísima concurrencia” y que se asemejaba más a un pobre corzo de carnaval del conurbano bonaerense que a un acto patrio.
Volvimos a ver un acto al que concurren personas subidas a un micro por pseudos dirigentes sociales. Personas que son tratadas como mercadería y deben cumplir con un trabajo a cambio de cien pesos y bajo la amenaza de quitarles el plan social.
Volvimos a ver un acto donde la presidente se rodea solo de sindicalistas y el jefe de su guardia pretoriana, Luis D`Elía, que dicho sea de paso, llevó más de 200 micros con personas -pagadas, por supuesto- al acto. Apropósito, ¿cuánto habrá costado toda esa movilización? ¿de donde habrán salido los fondos?
Es vergonzoso y lamentable que un país tenga que atravesar por semejante conflicto por culpa de un capricho, un capricho que a la larga nos va a perjudicar a todos, y es vergonzoso y lamentable ver como quienes son los encargados de dirigir los destinos de un país no ven la solución a un conflicto que ellos mismos generaron.
Ya, a esta altura de los acontecimientos, sería inútil tratar de explicar porque y para que se aumentaron las retenciones, como sería inútil tratar de explicar, una vez más, quienes fueron los responsables de este conflicto, y quienes son los que no quieren solucionarlo, tratando de aplicar una ridícula política de “desgaste” sin darse cuenta de que lo único que están desgastando, cada vez más, es el poco prestigio e imagen positiva que tenían.
No es necesario tampoco explicar que estamos perdiendo una situación internacional única, y en lugar de aprovecharla, la estamos despilfarrando, pidiendo a empresarios, inversores y productores que creen fuentes de trabajo, cuando el kirchnerismo hace exactamente todo lo posible para evitarlo.
La nueva frase marketinera del gobierno es “La patria somos todos”, pero evidentemente, se trata de otra contradicción kirchnerista, porque no caben dudas que los primeros que tratan de excluir a un gran sector de la población son ellos, generando inflación, deuda externa y, por sobre todas las cosas, desoír el clamor popular, que casualmente no estaba en Salta, estaba en Rosario.
Publicado por: www.periodicotribuna.com.ar mayo 2008