ENTREVISTA A LA DIPUTADA NORA GINSBURG

"O HACEMOS UN PACTO DE PACIFICACIÓN O JUZGAMOS A TODOS"

Nacida el 6 de abril de 1949, la diputada Nora Guinzburg es abogada y titular del partido Frente por los Derechos Ciudadanos. Autora de proyectos que muchos tildan de polémicos, fue entrevistada por Tribuna de Periodistas el 12 de junio de 2008 en su despacho ubicado en el anexo de la Cámara de Diputados. Los conceptos vertidos por Guinzburg pueden ser compartidos o no por los lectores, pero debe admitirse que tienen un gran componente de valentía, sobre todo en momentos en que nadie se atreve a confrontar con la política de Derechos Humanos del kirchnerismo. A continuación, la cruda entrevista:
Periodista: Una de las principales banderas o logros que enarbola el kirchnerismo es la de su política de Derechos Humanos. ¿Cuál es, específicamente su opinión sobre esta política de Derechos Humanos? Diputada Nora Ginzburg: En realidad, estoy absolutamente en contra de la política de DDHH de este gobierno. Como la palabra lo indica, los DDHH son de todos, no de una parte. Este país va a contrapelo de la jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia que ha dicho que los delitos de lesa humanidad son tales por la trascendencia internacional que tienen y no por el autor que los cometió. Por eso, éste en su momento ha juzgado a organizaciones que no tenían ninguna relación con el Estado. Yo hubiera preferido, realmente, que hubiéramos hecho como una especie de Pacto de la Moncloa y tratar de liberar esa parte tan desgraciada de nuestro país. Pero si esto no es así, si esto no se hace, se debe perseguir a todos los que cometieron delitos tan graves. No puede ser que en un país se olvide lo que hicieron organizaciones como Montoneros, FAP, FAL, ERP y otras, que fueron en realidad quienes comenzaron esta guerra. Guerra que fue reconocida por la Cámara Federal que juzgó en 1985 a los comandantes responsables de la represión del Estado. No es que lo diga yo, no tiene más que leer es famosa “causa 13”. Yo creo que esa cámara fue constitucional de igual forma como lo fue la cámara constitucional que juzgó a los terroristas que luego fueron amnistiados en 1973. Yo creo que sería muy ilustrativo que leyeran esa causa 13, donde dice que, dado el estado de guerra que vivía nuestro país, no se le escapa al tribunal que los hechos de juzgamiento quizás no hubieran ocurrido. P: ¿Usted entonces adhiere a la teoría de los dos demonios? NG: En realidad, lo que yo creo es lo siguiente, no me asusta, ni me voy a escapar si la llaman la "teoría de los dos demonios" o la teoría de cómo quieran. El terrorismo subversivo fue un demonio; lo he dicho siempre y no tengo la menor duda. Creo que el Estado debió combatirlo y combatirlo con medios legítimos, por que el terrorismo de Estado siempre es peor, ya que se ampara en la impunidad y el poder y porque aparte, el Estado jamás debe violar la ley. P: Entonces usted está a favor de que se juzgue a los militares genocidas. NG: En tanto y en cuanto se juzguen también a los terroristas subversivos. Es decir, o hacemos un pacto de pacificación o juzgamos a todos, a los terroristas subversivos y a los militares también. Ahora, yo no se si le corresponde realmente el nombre de “genocidio”, además no se por qué hablan de 30.000, ellos saben que no fueron 30.000, no se porque dicen 30.000... será porque tal vez quieran darle la figura de genocidio, pero aquellos que sufrimos o vivimos en carne propia alguno sienta tal vez un poco paradójico que se llame a esto genocidio cuando todas estas personas deberían haber tenido un juicio justo y no debería haber un solo desaparecido, no sólo por esa persona, también por sus familiares que nunca terminan de hacer el duelo, pero yo no puedo negar lo que yo viví... yo no pertenecí a ninguno de los dos bandos. P: Estamos de acuerdo en que no tendría que haber desaparecido ni una persona, entonces ¿por qué usted hace mención a los 30.000 desaparecidos? NG: Yo no, ellos hacen mención a los 30.000, lo que yo digo es que si fueron alrededor de 8.000 9.000 o 10.000 ¿por qué no dicen la cifra exacta? Nada más; no tiene que haber ninguno, pero ¿por qué hay que triplicarlo? P: Usted mencionaba lo de 1973 y, vaya paradoja, uno de los responsables de que se haya liberado a los guerrilleros es Esteban Righi quien hoy es Procurador General de la Nación. NG: Si, y fue la persona que dio la orden a los fiscales, entre ellos al Fiscal Claudio Palacín, de Rosario, para que no se considerara a los delitos cometidos por terroristas subversivos como delitos de lesa humanidad, y esto es en el caso concreto de Arturo Del Valle Larraburu, que ahora va a ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. P: ¿Usted cree que si no se hubiesen liberado a esos terroristas en 1973 hubiera existido el desmadre que sucedió después? NG: Yo esto no lo puedo asegurar, porqué muchos de ellos no estaban presos. Lo que sí se, es que los liberaron y ni siquiera los desarmaron, y muchos de ellos eran asesinos y fueron puestos en la calle y elogiados como si fueran héroes. Esto yo lo viví, ¿cómo van a hacer para sacarlo de mi memoria, me van a mandar a un psiquiátrico como hacía Stalin? P: ¿No le resulta llamativo que el discurso de los Kirchner pretenda volver a los 70? NG: Esto me hace acordar a Stalin, porque cuando Stalin avanza sobre la tierra negra de Ucrania, a los campesinos que se les revela empieza a llamarlos oligarcas, subversivos, enemigos del pueblo soviético, y los quería tener como siervos, y después fueron a los campos de concentración donde muchos murieron, pero esto me recuerda a Kirchner cuando dice que quiere ver a los del campo de rodillas. P: Respecto a todos estos desaparecidos que empiezan a desaparecer en democracia, como Luis Gerez, Julio López, Juan Putodh, ¿qué opinión le merece? NG: Lo que le puedo decir es que durante 1985, durante el juicio a la Junta Militar, fueron, declararon todos y no hubo ningún desaparecido. Yo fui a las audiencias que se les hizo a la Junta, y realmente uno salía de ahí consternado, e iban ahí y decían todo lo que quería y nadie desapareció y metieron a los comandantes presos. No entiendo cómo, treinta años después, hablen de "bolsones de la represión". Yo quiero que me digan el nombre y apellido de los responsables de esas desapariciones. P: Bueno, llama mucho la atención que Gerez y Putodh, que aparecieran y después terminen trabajando para el gobierno y por buen dinero. NG: A mi lo que me llama la atención es que Gerez dijo que los mismos que lo habían secuestrado a él son los que secuestraron a López... Bueno, yo quiero saber nombre y apellido de los que lo secuestraron y que vayan presos, y si son bolsones de la represión que se los juzgue. P: Usted presentó un proyecto para que se indemnice también a las víctimas del terrorismo subversivo ¿en que consiste? NG: Si, tomando en cuenta proyectos que se hicieron en España con la ETA y como ahora se está haciendo en Colombia con las FARC y en Uruguay. El gobierno de izquierda de Tabaré Vázquez ha firmado también un proyecto de un diputado de la oposición para indemnizar a las víctimas del terrorismo subversivo. Pero fíjese qué actitud distinta, por ejemplo, que tiene hoy el ex Ministro de Agricultura, hoy Senador, José Mujica, que hoy dice que se arrepiente de haber tomado las armas y formar parte de los Tupamaros y haberle podido evitar a los uruguayos una dictadura. Porque cuando Tupamaros empezó a actuar no había dictadura en Uruguay. P: ¿Le propusieron formar parte de una asociación de víctimas de la guerrilla? NG: No, no... lo que me propusieron era seguir la atención de casos de personas con traumas que podían ser víctimas de la guerrilla, de la represión o de una catástrofe, lo que ocurre es que esa fundación no excluye a las víctimas del terrorismo subversivo como todas las demás. Lo que sí quiero aclarar es que esto no fue el tema político de mi vida, más aún, yo, después del juicio a la Junta me terminé afiliando al radicalismo. Lo que pasa es que yo nunca me imaginé que esto volvería a salir a la luz, y no me queda otro remedio que ocuparme porque no puedo soportar la mentira y menos la injusticia, porque resulta que hoy son héroes los que en los 70 salían a matar personas. Es algo que realmente me indigna. P: O sea que usted plantea que se están cometiendo varias injusticias, como por ejemplo no reconocer a las víctimas del terrorismo subversivo, como civiles e incluso conscriptos que murieron en atentados perpetrados por los guerrilleros, no tratar como delincuentes y castigar a estos guerrilleros y por último que además se los reivindique y se los premie con puestos en el gobierno con sus consecuentes sueldos y posteriores jubilaciones de privilegio. NG: Exacto, me parece algo muy arbitrario e injusto, porque al menos para los que tenemos grabado en la memoria esos años, que también tenemos grabados los excesos cometidos por el proceso, no nos vamos a olvidar las atrocidades cometidas por ambos bandos. P: ¿Usted es creyente? NG: No, soy agnóstica ¿por qué me lo pregunta? P: Porque veo que tiene una imagen de la Virgen desatanudos... NG: En principio yo soy judía, y esa imagen la pusieron los muchachos que trabajan conmigo, y si quieren poner la imagen de la Virgen a mí no me molesta, todo lo contrario. Por eso, como soy judía y me mataron mis abuelos los nazis, se lo que es un genocidio y un poco me afecta cuando se llama a lo que pasó en nuestro país genocidio. P: ¿Qué opina de este conflicto con el campo? NG: Yo lo que creo es que este gobierno ha inventado decir que las retenciones no son impuestos sino herramientas de economía, como si yo le dijera que esta remera no es una remera, sino que es algo que me cubre el cuerpo. Creo, además que todo esto está planeado y premeditado, ya que no me pueden explicar por qué no le hacen retenciones a los fideicomisos, a la minería, a la pesca, a las financieras. Mire, si le sacan 1.500 millones de dólares sólo a Cristóbal López del juego, y otros 1.500 a los restante bingos del país se junta el dinero, y no sería necesario sacarle nada a ningún sector productivo del país. P: ¿Cuál es su opinión sobre los índices que arroja el INDEC? NG: Bueno, el INDEC representa lo que es este gobierno, una ficción, una ficción de progresismo, una ficción de humanismo, una ficción de pacifismo... realmente creo que son los índices de la imposición, los índices que por la fuerza nos quiere imponer Guillermo Moreno, y ese es el camino por el que vamos.
Publicado por: www.periodicotribuna.com.ar y www.periodismodeverdad.com.ar junio 2008