SR. LUIS D`ELÍA ¿ADÓNDE ESTABA USTED EL 21 DE DICIEMBRE DE 2001?

Luego de los lamentables hechos protagonizaos por el ex piquetero Luis D´Elía, hoy devenido en funcionario K, y luego de sus declaraciones posteriores tratando de justificar lo injustificable, queda demostrada la incoherencia de la metodología, por lo menos, implementada por él.
Como se pudo apreciar —y en directo— D´Elía cometió varios errores; el primero fue agredir a quienes piensan distinto. Más allá de ir a la plaza con una patota de personas que responden a él por cuestiones puramente económicas, golpeó a una persona y luego pretendió justificarse diciéndole a los cronistas que le preguntaban por su reacción: “¿Vos nunca te agarraste a piñas en la secundaria? En mi barrio lo que se dice con la lengua después se sostiene con la palabra”. Por supuesto que muchos nos hemos agarrado a trompadas, en la secundaria y luego también, pero habría que aclararle al señor D´Elía que una cosa es agarrarse a trompadas, otra cosa es ir a hacerse el guapo con una patota, y otra pegarle a alguien por la espalda. En el barrio de él, el mío y el de cualquiera eso es de cobarde.
No merece hacer un mayor análisis a las declaraciones hechas en el programa radial de Fernando Peña o en Radio Reporter 650, donde dijo: “No tengo ningún problema en matarlos a todos”, y su intento de aclaración, argumentando que citó una frase de Evita. Con este criterio fascista, que caracteriza a este pseudo dirigente social, entonces todos los que pensamos distinto a él tendríamos el mismo derecho de decir lo mismo, pero ¿que hubiese ocurrido si alguien que no está de acuerdo con la metodología del gobierno hubiese dicho públicamente que no tendría ningún problema en matarlos a todos? seguramente, el INADI hubiese intervenido rápidamente, no tenga dudas.
Siguiendo con esta serie de atropellos e intentos de justificación, lo más destacable es la explicación de por qué fue a la plaza. Argumentando que fue a defender a un gobierno popular, entonces tendría que responder lo siguiente: cuando fue el "cacerolazo" al ex presidente Fernando de la Rúa, ¿por qué no fue a defender al gobierno popular? ¿Acaso el gobierno de De la Rúa no era popular? ¿Él dónde estaba ese día, en la manifestación o en los saqueos? ¿Cuando el gobierno popular no es de su conveniencia no lo defiende? ¿Cuando el cacerolazo es contra un gobierno que no es justicialista los que lo hacen son golpistas?
Un punto que no debemos dejar pasar por alto es otro argumento falaz que pretende D'Elía imponer, diciendo que los medios, especialmente televisivos, mostraban de forma intencional a un pequeño grupo que había organizado la manifestación para inducir a la población a que se sume, cuando es todo lo contrario. En primer lugar, los medios comenzaron a difundir las imágenes cuando era imposible no hacerlo, ya que medios internacionales estaban transmitiendo los episodios en directo; por último, en cuanto a la "convocatoria espontánea" de los ciudadanos, es lógico que D´Elía no entienda esa parte. Si la entiende, jamás la va a admitir.
Lo cierto es que D´Elía, no fue a defender a ningún gobierno popular, fue a defender sus propios intereses y a responder a las órdenes de su patrón, Néstor Kirchner, por eso sería interesante que algún día explique dónde estaba el 21 de diciembre de 2001, y, por qué no, también sería interesante que cuente por qué no tuvo la misma actitud cuando realmente se echó a otro gobierno popular el 24 de marzo de 1976.
Publicado por: www.periodicotribuna.com.ar abril 2008