ESTA PELICULA YA LA VIMOS

A esta altura del partido, resulta prácticamente incompresible tratar de analizar o entender cuál es el rumbo que pretende tomar el desgobierno de Cristina, que es Kirchner. Es evidente que se han metido... mejor dijo, nos han metido en una situación de la cual les resultará muy difícil salir, al menos con el método utilizado hasta ahora. Un punto que es difícil de entender es cómo, una vez más, somos espectadores y a la vez protagonistas de una película que ya vimos. Si bien era difícil que algún gobierno resulte más inoperante que la inoperancia misma de Fernando de la Rúa, o más “desprolijo” que el gobierno de Carlos Menem, apareció el kirchnerismo y, nuevamente, la capacidad de asombro de los argentinos fue superada. Y fue superada hasta tal punto, que parece que volvemos a ver la película de la peor época del peronismo, la lamentable y patética etapa de Isabel Perón. Existen varios motivos que nos hacen recordar esa vieja y triste película, podríamos empezar por los actores. Sin dudas el elenco lo encabezan los Fernández —Alberto y Aníbal— a quienes secundan otros inoperantes como Ricardo Jaime, Julio de Vido, Jorge Taiana, Nilda Garré, Romina Picolotti, Luis D´Elía, Miguel Bonasso y la lista sigue… pero sin dudas, la estrella en franco ascenso es Guillermo Moreno, la versión moderna de José López Rega. Pero no solo los actores nos hacen recordar esa vieja película protagonizada por Isabelita hoy representada por Cristina, sino que hasta se están copiando el libreto. Por supuesto que el condimento principal son la prepotencia y el autoritarismo, pero como si no les alcanzara con eso, encontramos más argumentos para engrosar el plagio. Entonces aparecen los actos pagos, los anuncios rimbombantes de obras que jamás se realizan, la falta de combustibles, la inflación, el control de precios y hasta el fantasma de desabastecimiento. También, como no podía ser de otra manera, fueron al viejo arcón del Justicialismo y desempolvaron la ley contra el desabastecimiento, que fue sancionada el 1974 ¿le dice algo el año? Esta es la mejor prueba de lo incapaces que son; en primer lugar, dicha ley jamás contribuyó en nada, luego, demuestra la falta de ideas de un gobierno que pareciera estar perdido en la nube de humo que nos azotó estos días, que dicho sea de paso, vendría a ser la cuota de suspenso de esta remake justicialista. Eso sí, lógicamente le pusieron un toque de originalidad y, para hacer un poco más dramática la película, le agregaron la persecución a la prensa y los jueces (1), la inflación, inseguridad, crisis energética, y lo mejor, o lo peor, depende del punto de vista, la pelea con el campo, con el condimento de mandar a detener al “malo de la película”, al dirigente rural Alfredo de Angeli. Las escenas son teatrales, pero el final será de película.
(1) Ver "Advierten que no se puede investigar al poder político"http://www.lanacion.com.ar/1006124
Publicado por: www.periodicotribuna.com.ar abril 2008