EL COMBO ALIMENTARIO DE CHÁVEZ

ESO SÍ, CON PRODUCTOS DEL IMPERIO

La situación económico-social de Venezuela, lamentablemente, no es nada halagüeña. Muy por el contrario, en lugar de preocuparse por generar riquezas, crear fuentes de trabajo o invertir en infraestructura, el Presidente Hugo Chávez parece estar empeñado en hacer todo al revés, e imitar a sus “amigos” Fidel Castro o Néstor Kirchner. En los últimos días, al mejor estilo kirchnerista, ha tenido la "brillante" idea de racionalizar y distribuir bolsas de alimentos básicos (1). Es bueno recordar, que esta distribución de alimentos jamás dio buenos resultados, más allá de fomentar el clientelismo político. También, parece que probará en carne propia los tristemente recordados saqueos a supermercados en Argentina, a raíz de la falta de alimentos. Según publicó el sitio Noticiero Digital, “la leche fue lo que motivó a un grupo de ciudadanos en San Félix para saquear un comercio chino. Este lunes, los propietarios vendieron leche en polvo por la mañana, por lo que un grupo decidió robar el mercado en horas de la tarde, en vista de que tenían el ansiado producto. Se llevaron un verdadero botín: 80 cajas de aceite, 40 bultos de papel higiénico, 60 bultos de pasta, entre otras cosas. Ninguno ha sido detenido, pues usaron la excusa de que le grave escasez de estos alimentos les permiten cometer el robo.” ¿Le suena conocido? Pero como Chávez no es ningún improvisado, enseguida encontró la solución, y apareció la gran idea: “Combo Alimentario PDVSA Agrícola”. La empresa estatal venezolana Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) la cual es la mayor fuente de ingresos del gobierno de Chávez, y su mejor arma, es la encargada de distribuir y administrar este combo alimentario. Por tal razón, se están instalando en las principales estaciones de servicio puestos de venta del “Combo Alimentario PDVSA Agrícola”, por tan sólo 20 BsF. Después de realizar la pequeña cola "tipo Cuba", al cabo de unos 30 minutos a cada venezolano le entregan: 2 kilos de arroz, 1 kilo de caraotas negras (porotos o frijoles), 1 litro de aceite y 1 kilo de leche en polvo. La particularidad de este combo es que, salvo la leche en polvo, que se produce en Venezuela, el resto proviene de los EEUU... ¡sí, vienen del imperio! (Ver fotos al pie) Como es costumbre en la inmensa mayoría de los gobernantes latinoamericanos, aquí se conjugan varias artimañas: Atacar a las consecuencias, en lugar de las causas, administrar miseria, en vez de generar riquezas y, como no puede ser de otra manera, aplicar la infaltable demagogia. Estas son la medidas que toma Hugo Chávez para solucionar la falta de alimentos en Venezuela, a quien habría que avisarle que sería mucho más productivo invertir en agricultura, ya que Venezuela posee grandes extensiones de campos fértiles sin explotar e invertir en plantas para procesar alimentos y así, además, generar empleo. Pero evidentemente el “socialismo del Siglo XXI” es otra cosa, es despilfarrar el dinero de los venezolanos, producto de las exportaciones de petróleo en financiar a grupos de izquierda de Latinoamérica o comprar armamento para enfrentase en un conflicto bélico vaya uno a saber con quien (habría que avisarle, también, que si su principal enemigo, el imperio, quisiera invadirlo, lo podría hacer sólo con el departamento de policía de Nueva York, que está mucho más equipado que todas sus FFAA). Por último, también sería bueno, que en lugar de perder el tiempo en hechos para su propio rédito político, como la liberación de rehenes colombianos de las FARC, se dedique a trabajar por el bien de su pueblo.

(1) Hay que destacar que la distribución de alimentos en nuestro país no es exclusivo del Frente Para la Victoria, ya que varios gobiernos lo implementaron, comenzando por el PAN, Plan Alimentario Nacional, durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

Publicado por: www.periodicotribuna.com.ar enero 2008