EL NUEVO MURO DE LOS LAMENTOS

Existe una frase muy popular que reza: ”Haz lo que digo pero no lo que hago” que la podríamos asociar con otra que viene a mi mente que dice: “Cuando lo hacen otros está mal, pero cuando lo hago yo, está justificado”. Un claro ejemplo de ésta situación es cuando un equipo de fútbol que está jugando contra el nuestro y “hace tiempo” nos indignamos y exigimos al árbitro que tome medidas, pero cuando el que lo hace es el nuestro, lo celebramos, incluso nos enojamos si no lo hace cuando esa situación nos beneficiara.
Esta práctica parecería ser una de las preferidas de la Izquierda, que a lo largo de los años la implementó en todas sus formas y estilos.
Podríamos citar como un ejemplo claro y contundente la crítica de los comunistas y simpatizantes de Izquierda en general al “Macartismo” que existía en los Estados Unidos durante la época de la guerra fría en la década de los 50.....pero muy por el contrario, nunca se quejaron de las innumerables persecuciones, encierros e incluso asesinatos cometidos a quienes no estaban o están, incluso hoy, de acuerdo con los regímenes totalitarios que reinaban detrás de la “Cortina de hierro”. Como estos ejemplos podríamos citar miles, desde los sistemas de estudios propagandísticos hasta el manejo tendencioso de los medios de comunicación.
Todas estas cuestiones no hacen mas que demostrar lo contradictorio de la Izquierda cuando se constituye en el poder, pero no solo los actores son contradictorios, sino también muchos comunicadores sociales defensores del Marxismo.
A casi veinte años de la caída del muro de Berlín, no fueron muchos los simpatizantes del comunismo que se hallan sincerado y expresado en contra de ese atropello a la libertad, un muro que ellos mismos construyeron para evitar la fuga masiva de personas.
En cambio, hoy, existen muchos defensores del “neo progresismo” que levantan sus voces en contra del muro que construye Estados Unidos su la frontera con México.
Si embargo, existen diferencias abismales entre un muro y el otro, ya que uno, lo querían traspasar para escapar del infierno, y el otro, lo quieren cruzar para tener una mejor calidad de vida; incluso como inmigrantes ilegales. Pero lo más contradictorio es que los detractores de Estados Unidos, o por lo menos aquellos que piensan que el País del Norte es el responsable de los males del mundo, se quejen constantemente por que no se permite el ingreso de ilegales, en lugar de plantearse por que éstas personas huyen de una vida miserable y reclamar a los gobernantes de los países de donde emigran esas personas.
Nuca se quejaron del muro de Berlín, pero sí lo hacen con el muro de Estados Unidos; pregonan por la libertad de las personas, pero les prohíben salir de sus países; reclaman por los derechos de los individuos, pero encarcelan o fusilan a quien piensen distinto; se autodenominan democráticos, pero no permiten partidos políticos mas que el Comunista; proponen el bienestar de la sociedad, pero sus pueblos viven en la miseria; por eso, el lema del Marxismo debería ser: “Cuando lo hacen los otros, está mal, pero cuando lo hago yo, está justificado”.

HAGAMOS MEMORIA, COMO PIDE EL PRESIDENTE

Durante la campaña por la elección a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el Presidente Néstor Kirchner llamaba a los ciudadanos a “hacer memoria”, para, de esta manera “no votar a los fantasmas del pasado”.
Es curioso, que en esta nueva campaña por la Presidencia de La Nación, siga haciendo el mismo pedido, ya que si en realidad hacemos uso del ejercicio de la memoria recordaremos hechos lamentables y que muy por el contrario de favorecer a la candidata oficial, la perjudicarían notablemente.
Recordemos, entonces algunos hechos ocurridos durante la gestión del Presidente Kirchner:

1) Todavía no se sabe donde están ni cuantos son los fondos de la Provincia de Santa Cruz.

2) La ridícula mentira de las “inversiones chinas”.

3) El conflicto con Italia y Japón por la estafa a los bonistas.

4) El vandalismo que azotó a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sin que nadie intervenga.

5) El caos producido por los cortes de calles, desde jubilados, trabajadores, estudiantes, maestros, ecologistas, empresarios, vecinos, productores agropecuarios, piqueteros, ex combatientes, etc. sin que nadie intervenga y, lo peor de todo, sin encontrar una sola solución a ningún conflicto.

6) La violencia urbana.

7) El crecimiento de la inseguridad y la delincuencia.

8) La impunidad de las patotas y las barras bravas.

9) La crisis energética.

10) El affaire Borocotó.

11) El manoseo a Bielsa.

12) La vergonzosa actitud de no permitirle a Patti asumir como Diputado de La Nación tras haber sido elegido por el voto popular.

13) El vandalismo que azotó a Mar del Plata durante la Cumbre de Presidentes.

14) La tragedia de Cromagnon.

15) El conflicto por las papeleras con Uruguay y la incapacidad de prevenirlo y/o resolverlo.

16) El papelón en La Haya.

17) La pelea con la Iglesia.

18) Los desaires internacionales por no cumplir el protocolo.

19) El conflicto con Chile por el suministro de gas.

20) El lineamiento con Chávez.

21) El control policial y extorsivo de precios de Moreno.

22) La casi nula inversión externa en nuestra economía.

23) La locura mesiánica de D´Elía.

24) La estafa y promesas incumplidas a los jubilados.

25) Las limitaciones a la libertad de prensa.

26) La extorsión a periodistas y empresarios.

27) El vergonzoso manejo de la publicidad oficial.

28) La lamentable situación de la educación.

29) La corrupción generalizada en todos los niveles de la administración pública.

30) El comportamiento anti republicano y la concentración de poder.

31) La “obediencia debida” del congreso.

32) La Vergonzosa operación de prensa lanzada desde Radio Nacional haciendo rodar la noticia acerca de la muerte de Maradona.

33) La extorsión a Shell, para presionarlos y entregar a Chávez la refinería.

34) El desmanejo de las finanzas públicas.

35) El crecimiento de la pobreza a pesar del crecimiento económico.

36) La instauración del clima de intolerancia social.

37) El reivindicación de criminales subversivos de los 70, premiándolos incluso, con distintos puestos en la función pública.

38) El desmantelamiento del Poder Judicial.

39) La renuncia masiva de Jueces.

40) Los enfrentamientos en San Vicente por el cadáver de Perón.

41) La violación de la ley interfiriendo sistemáticamente en distintos procesos electorales.

42) La mentira de los créditos bancarios para inquilinos.

43) Del manejo de los piqueteros a través de los “planes sociales”.

44) De la intolerancia y descalificación a toda la oposición.

45) De la deplorable situación del sistema sanitario.

46) Del permanente enfrentamiento con la Policía Federal, la Policía de la Provincia de Buenos Aires y las Fuerzas Armadas.

47) De los Súper poderes.

48) De la reforma del Consejo de la Magistratura.

49) De sobornar a Intendentes y Gobernadores con los fondos de la coparticipación.

50) De obligar al congreso a sancionar la Ley por los DNU.

51) De la falta de políticas sociales.

52) De la falta de políticas laborales.

53) De la pelea con productores agropecuarios, empresarios y supermercadistas.

54) La promesa incumplida de la reforma judicial.

55) La promesa incumplida de la construcción de 120.000 viviendas.

56) La promesa incumplida de la eliminación de las listas sábanas.

57) La creación de LAFSA (Líneas Aéreas Federales S.A.) empresa que no existe.

58) El escándalo SOUTHERN WINDS.

59) La promesa incumplida de la devolución de la coparticipación a la provincia de Buenos Aires.

60) La promesa incumplida de la eliminación de las retenciones.

61) La vergonzosa situación de los ferrocarriles.

62) La mentira del anuncio del “tren de alta velocidad”.

63) La mentira del anuncio del gasoducto “Caracas – Buenos Aires”.

64) La mentira de la fabricación de 8 buques petroleros a Venezuela en el astillero Río Santiago.

65) El manejo extorsivo y distorsivo del índice inflacionario y del INDEC.

66) El caso SKANSKA.

67) El caso Micelli

68) El caso Picolotti.

69) El caso Garré

70) El caso de la valija venezolana.

71) Los infinitos conflictos gremiales y la incapacidad de manejarlos y/o resolverlos.

72) De la presión mafiosa de la CGT de Moyano.

73) Del infinito e indiscriminado uso de subsidios.

74) La promesa incumplida de la creación de 700 escuelas.

75) La creación de ENARSA, cuyo déficit en el año 2007 será de 3,2 millones de pesos.

76) La venta de bonos a Chávez, pagándole intereses mas altos que al FMI.

77) La cancelación de la deuda con el FMI tomando dinero prestado a intereses más altos.

78) La mentira del anuncio de los cssettes de la AMIA.

79) Del auto secuestro de Gerez, y su posterior designación como asesor.

80) El mal trato por parte del Presidente y la Senadora Fernández de Kirchner al Vicepresidente Scioli, quien hoy es su mejor candidato.

Éstos son algunos hechos y promesas que vienen a mi memoria cuando la ejercito como pidió el Presidente, eso sí, realmente hay que esforzarse y hacer mucha memoria para recordar tantas cosas.....
También sería bueno que el Sr. Presidente haga memoria, y cuente como hizo su fortuna entre el año 1.976/77/78*, cuando se recibió de abogado, y el año 1983, cuando entra en la función pública. O que recuerde, haciendo uso de la memoria que fue funcionario del proceso en Santa Cruz.
Por supuesto sería bueno, también, que recuerde que es Presidente gracias a los votos y el Ministro de economía que le prestó Duhalde, quienes hoy son sus enemigos, al Igual que Menem, a quien él mismo calificó como “El mejor presidente de la historia” cuando realizaron juntos la privatización de YPF.
Incluso sería bueno que haga memoria y recuerde que su esposa fue la más ferviente impulsora de la reforma de la constitución en 1.994, donde se sancionó la posibilidad de reelección del Presidente Menem.
Realmente, gracias, Sr. Presidente por aconsejar a los ciudadanos a hacer memoria, tal vez de esta manera votemos de una vez por todas un gobierno que no nos mienta, que no sea corrupto y que además no sea soberbio.


*Los años acerca de cuando se recibieron de abogados Néstor Kirchner y Cristina Fernández son estimativos, ya que no figuran sus egresos de la Universidad de La Plata en ningún sitio oficial de público acceso como corresponde.

QUE ES EL PERIODISMO PROGRESISTA?

Existe, actualmente, un gran número de la población mundial que, en mayor o menor medida, y esto depende del país donde se encuentre, defiende cierta postura cultural o filosófica donde se pretende revertir algunas cuestiones o situaciones que se van generando con ciertos adelantos tecnológicos, ambientales, sociológicos o culturales, especialmente después del “mayo francés” de 1968, cuando una especie de cambio en la mentalidad y el concepto de las personas comenzó a difundirse.
Como no podía ser de otra manera, cierto sector del periodismo se hizo eco de esta corriente y comenzó a reflejar, a modo de investigación u opinión, y muchísimas más veces con denuncias, esta especie de males que aquejan a nuestro mundo.
Este nuevo género comenzó a nutrirse de personas que se encuadran dentro de una especie de “periodismo progresista”, una mezcla rara de pseudos ecologistas, socialistas y humanistas que pregonan en pos del bien mundial.
Los temas preferidos de este “periodismo progresista” son, entre otros, defender los derechos humanos, la ecología, mejorar el nivel de vida de los más necesitados, la distribución equitativa de la riqueza o la re-distribución de las riquezas, por un lado, y oponerse enérgicamente a todo tipo de represión, la pena de muerte, la discriminación, el capitalismo, el neoliberalismo, la acumulación y/o concentración de las riquezas, el consumismo, y, por sobre todas las cosas, enfrentarse al peor de todos los males, la tan temida globalización.
Por supuesto que ninguna persona medianamente coherente puede defender la contaminación o la destrucción del medio ambiente, o que existan pobres e indigentes en ninguna parte del mundo, o de la discriminación o represión, pero, siempre hay un pero, lo interesante sería, en primer lugar, develar quienes son los verdaderos responsables de estos flagelos, luego, como se hace para revertir o prescindir de ellos, y por último, no caer en la contradicción.
Los países que sufren estos males son, en mayor medida, los países sub-desarrollados, especialmente en África, Latinoamérica, y Asia, pero aquí nos tendríamos que preguntar que hacen éstos países para desarrollarse.
Seguramente, un periodista progresista diría que es por culpa de los grandes capitales, las empresas multinacionales, de las políticas neoliberales, de la concentración de las riquezas, etc., pero jamás aceptarán que son sub-desarrollados por su propia inoperancia, cultura e idiosincrasia, y como ejemplo podemos citar a Venezuela, que es una nación extremadamente rica donde la mayoría de sus habitantes están por debajo del límite de la pobreza; la contracara sería Japón, un país extremadamente pobre en cuanto a riquezas territoriales e inmensamente rico en tecnología, ciencia, desarrollo industrial y, lógicamente económico.
Tampoco se escucha decir, por parte de este periodismo progresista, como se hace para prescindir o revertir estas situaciones. De ser así, tendríamos que transitar todo un proceso de involución y volver a vivir como en la Edad Media, dejando de lado la ciencia, la tecnología, cerrar los laboratorios medicinales o las fábricas para evitar las contaminaciones, por ejemplo.
Por último, y éste es el punto más interesante, es la contradicción que despliegan estos periodistas; citemos algunos ejemplos: Reniegan de la globalización, pero se nutren de Internet y todos, absolutamente todos, poseen e-mail o web site, difunden sus ideas a través de diarios, revistas, radio o TV, ¿Y cómo se hace para crear un medio de difución masiva sin recurrir a la tecnología, la industria, las fábricas o el capitalismo?
Otro ejemplo clarísimo de contradicción es que se reclama por hospitales bien equipados para que toda la población pueda tener acceso a la medicina, cosa que es totalmente lógica y comprensible, pero ¿cómo se hace para fabricar un tomógrafo, un quirófano o sencillamente un bisturí o una jeringa descartable sin instalar una fábrica?
Y por supuesto que nadie puede estar en contra de la educación ¿y como fabricamos libros o pupitres sin talar árboles, o pintar escuelas sin una fábrica que haga la pintura? estos ejemplos son tan básicos como reales, y tan contradictorios como interminables.
Es muy fácil escribir o manifestarse en contra de la contaminación ambiental, de la globalización, de la pobreza y de muchos otros males que aquejan a la humanidad, lo que no es fácil es proponer un camino diferente, como revertir estas situaciones y como no caer en la contradicción sin hacer uso de la demagogia y el populismo.

DE QUIEN ES LA CULPA?

Entre tantos males que nos aquejan a los argentinos, el que más sufrimos, es el de ser víctimas de nuestra propia idiosincrasia; esto hace, entre otras cosas, que suframos en carne propia nuestros propios defectos, pero respondiendo a nuestra característica, permanentemente nos justificamos por las cosas que hacemos mal o que simplemente no hacemos, y por consiguiente, buscamos las responsabilidades en algún tercero.
Como ejemplo podemos tomar algunos acontecimientos que ocurren a diario en nuestro país. Según indican las estadísticas de los últimos años, una de las principales preocupaciones de los argentinos es la inseguridad, sin embargo, más allá de encontrar una solución a ésta problemática, los índices no solo van en crecimiento, sino que además, los responsables tratan de minimizarlo o, en algunos casos desligarse del problema derivándolo a otras autoridades. Para colmo de males, los jueces se encuentran con que las cárceles están abarrotadas y los detenidos quedan hacinados en comisarias; de más esta decir que la justicia se encuentra casi colapsada y esto deriva en otro problema, que es que cada juicio demore años; y aquí las preguntas son las siguientes: ¿No seria mejor, primero, tratar de bajar los índices de delincuencia? Segundo, ¿No seria lógico mejorar el deficiente y burocrático sistema judicial que tenemos? Y por ultimo, si no tenemos la capacidad de realizar los puntos 1 y 2, ¿No sería más sensato construir más cárceles o ampliar o mejorar las ya existentes? Seguramente, para la capacidad intelectual de nuestros representantes es un tema muy difícil, entonces hacemos lo más fácil, o sea, dejar a los presos en libertad.
La salud no escapa a la crisis; testigo de ello es el lamentable estado de los distintos centros sanitarios y las peripecias que deben realizar aquellos que necesitan recibir atención, debiendo realizar un calvario de horas para obtener un número y poder ser atendidos.
Lógicamente, uno de los principales pilares de cualquier sociedad es la educación, y es aquí donde encontramos tal vez, el punto más representativo de nuestra propia inoperancia, ya que es precisamente en la juventud donde deberíamos poner más interés, pero lamentablemente, año tras año, nos encontramos con los mismos problemas, maestros que reclaman mejoras salariales, padres que se quejan por las malas condiciones de los establecimientos educativos y, lo peor de todo, innumerables casos de chicos que van a la escuela para poder tener acceso a un plato de comida. Y todos los años asistimos al mismo espectáculo, ver a los funcionarios de turno tratando de salir del paso atacando a las consecuencias en lugar de ocuparse de las causas.
En vez de prevenir o proyectar, ya sea en políticas de salud, de educación, salariales, laborales, industriales, en fin, verdaderas políticas de Estado, hacemos siempre lo más fácil, improvisando, a la buena de Dios; y por supuesto como mejor nos sale, de la manera más precaria posible.
Hablamos de educación, hablamos de justicia y hablamos de inseguridad, también de la falta de recursos y la deficiencia de nuestro sistema de salud, y estos son los temas de los que nos tenemos que ocupar, o mejor dicho, de los que se tendrían que ocupar nuestros mandatarios, legisladores y funcionarios, pero desde hace muchos años, a los argentinos, nos enseñaron que somos un pueblo oprimido, pero oprimido por quien?
¿No será que estamos oprimidos por nosotros mismos, por nuestra inoperancia, por nuestra propia incapacidad y nuestra idiosincrasia?

LA IGUALDAD CONSISTE EN DARLE A TODOS SEGUN SUS MERITOS

Muchas veces se dijo que Latinoamérica en general, y La Argentina en particular, no progresan por que están “oprimidos”.
No cabe dudas de que éste no es solo un pensamiento simplista, sino que además es falaz. En primer lugar, habría que determinar por quien o quienes estamos “oprimidos”, y luego, en caso de llegar a alguna conclusión, analizar quien o quienes serían los responsables.
Sería bueno, que antes de aseverar que estamos “oprimidos” analicemos de quien es la culpa de que los políticos en Latinoamérica sean la única clase social que mejora constantemente su nivel socio-económico, y los habitantes se ven poco a poco con menos oportunidades de tener acceso a la salud, la educación, buena alimentación o una vivienda digna.
Es evidente que la calidad de vida en Latinoamérica se va deteriorando sensiblemente, especialmente en el ámbito social y el cultural, y es responsabilidad de nuestros gobernantes tomar las decisiones adecuadas para encontrar el camino del desarrollo. Ésos políticos no solo son elegidos por nosotros, sino que además nacen, crecen y se educan en nuestros países, y forman parte de nuestra propia idiosincrasia.
Es aquí donde se forma una especie de “círculo vicioso”, al que tenemos que convertir en “virtuoso”; ése es el principal desafío.
Los pueblos latinoamericanos reclaman igualdades, ¿Pero que le ofrece Latinoamérica al mundo? ¿Cuáles son nuestros méritos?
La respuesta no es tan difícil, la igualdad será alcanzada por nosotros mismos en función a los méritos obtenidos.
Si queremos mejorar como pueblo, como familia, o como individuos, nos lo tenemos que proponer, y preocuparnos y esforzarnos nosotros mismos por lograrlo, porque únicamente de nosotros depende.
Si empezamos por cada uno de nosotros a preocuparnos y proponernos mejorar como individuos, mejoraremos como familia, en nuestros trabajos y, finalmente, como sociedad. Cuanto mejor sea nuestra educación, mejor será nuestra cultura, y por consiguiente mejores serán los frutos de nuestros esfuerzos, por lo que no podemos esperar una igualdad de oportunidades si no actuamos en consecuencia, pues éstas se nos presentaran según nuestros méritos.
Como ejemplo y argumento citaremos al epistemólogo Jean Piaget que dice: “Uno no entiende todo lo que ve, sino que ve lo que entiende”, y al Dr. Marcos Aguinis, quien dijo: “El mundo se divide en cuatro: los piases ricos, los pobres, Japón y Argentina, pues no se entiende porque Japón teniendo tan poco es tan rico y Argentina teniendo tanto es tan pobre”. Citamos a estos dos pensadores porque si bien dicen dos cosas aparentemente incompatibles, están muy relacionadas entre si. En primer lugar para poder entender, se necesita conocimiento, y este lo adquirimos únicamente con estudio, con educación. En definitiva, es producto de nuestra cultura. En segundo lugar, Japón llegó a ser un país desarrollado, y por consiguiente una potencia económica teniendo tan pocos recursos naturales, gracias al esfuerzo de sus habitantes y su cultura, desarrollando un gran potencial tecnológico que surge desde el conocimiento.
Así vemos como estos dos pensamientos están relacionados entre si y nos demuestran que las posibilidades de igualdad serán proporcionales a los esfuerzos y los méritos.

INSEGURIDAD, VIOLENCIA Y DELINCUENCIA

En general, tenemos la tendencia a confundir inseguridad con delincuencia y violencia; si bien estas tres cuestiones van de la mano ya que tienen muchas cosas en común, no son lo mismo.
En primer lugar, el termino inseguridad, es inmensamente amplio y abarcativo, especialmente en nuestro país. Realizar, por ejemplo, un viaje en La Argentina, ya sea desde un ascensor hasta en avión forma parte de la inseguridad, ir a un hospital también se puede convertir en inseguro, y hasta comer en algunos lugares, ya que los controles bromatológicos se caracterizan por su escasez y precariedad.
Lógicamente, la inseguridad abarca a la delincuencia, que está instalada entre nosotros en todos los niveles y de todas las formas imaginables; desde robos de automotores, pasando por secuestros, violaciones, asesinatos y llegando hasta espectaculares asaltos a bancos con toma de rehenes y fugas cinematográficas incluidas.
La violencia, en cambio, si bien está presente en numerosos actos delictivos y de inseguridad, también la encontramos actualmente en otros hechos sociales; como ejemplos podemos citar los acontecimientos en el traslado de los restos del Gral. Perón, en las últimas elecciones en la Provincia de Misiones, en las distintas protestas y reclamos de trabajadores, en los ámbitos universitarios impidiendo realizaciones de asambleas o conferencias, y finalmente, lo podemos apreciar en el lugar mas común y representativo, como lo es el fútbol argentino.
A esta altura, pudríamos denominar a estos tres problemas como “flagelo”, ya que muy por el contrario de encausarse, van en crecimiento, como símbolo emblemático del deterioro social y cultural por el que estamos atravesando.
Esta situación permite que hoy, quien quiera, pueda realizar cualquier tipo de protesta sin que intervenga la policía, y que además los jueces y fiscales también contribuyan a que la inseguridad y la delincuencia extiendan sus límites de impunidad, con el agravante de que las cárceles se encuentran saturadas, generando, así mismo, otro foco de violencia.
La situación no es fácil de resolver, ya que la venimos arrastrando desde hace más de diez años, pero lamentablemente, la falta de políticas de Estado nos hace presumir que no encontraremos la solución a corto o mediano plazo.
Aquí vemos que dentro de la coyuntura para encontrar soluciones realmente efectivas se deben tomar decisiones estructurales que abarquen desde la educación, el trabajo y políticas de seguridad concretas.
Sin embargo, los responsables, o sea el estado, ya sea provincial o nacional no solo no toman las medidas correspondientes, sino que además ni si quiera hacen caso omiso de la situación, demostrando una total incapacidad o, en su defecto una llamativa negligencia, tratando de disimular esta penosa situación aludiendo, como en el caso del Dr. Arslanián, a “La situación social” como factor determinante y generador de la violencia, la inseguridad o la delincuencia.
Por otro lado, en estos últimos meses se están dando a conocer, según estadísticas oficiales, que los índices de pobreza descienden sustancialmente, contradiciendo al Secretario de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.
Esto, no hace mas que demostrar la impericia o, tal vez la falta de decisión política de nuestros dirigentes para solucionar los problemas que hoy mas preocupan a los argentinos, inseguridad, delincuencia y violencia.

LOS TRES MALES DE LA ARGENTINA

Es indudable que desde hace muchos años La República Argentina viene sufriendo un considerable deterioro, tanto en lo político, como en lo económico y lo social. A lo largo del tiempo se fueron sucediendo Presidentes, militares y civiles, Radicales y Peronistas, muchos mas Ministros de Economía con distintos planes económicos e innumerables Legisladores, pero las crisis se sucedieron una tras otra.
Seguramente seria muy difícil encontrar en nuestra memoria, algún político en general, al que recordemos con una buena imagen. Es evidente que todavía nadie pudo encontrar la solución, a pesar de que cada vez que escuchamos hablar a alguno de ellos parecería que, según su óptica, realizan un perfecto diagnostico del panorama, como si en vez de ser quienes tendrían que solucionar los problemas fuesen perfectos analistas políticos.
Pero lamentablemente, mientras no se ataquen a las verdaderas razones de nuestros males, nunca vamos a encontrar la solución.
El primero de ellos, del cual nuestros mandatarios forman parte, es el gigantesco sistema burocrático administrativo del Estado. Un Estado que cuenta con muchos mas empleados de los que tendría que tener, con una ineficiencia notable, un derroche excesivo de recursos económicos y propicio para crear un terreno arto fértil para fomentar hechos de corrupción de todo tipo y color.
En segundo lugar, nuestro país cuenta con uno de los sistemas impositivos mas perversos del mundo, donde encontramos impuestos realmente distorsivos, como por ejemplo el IVA del 21% y otros que se pagan varias veces y de distintas formas, como Ingresos Brutos y Ganancias, siguiendo con una extensa lista de obligaciones provinciales y municipales.
Todas estas “contribuciones” fiscales, no hacen otra cosa que encarecer los productos o servicios, produciendo un lógico deterioro en el poder adquisitivo y tentar a la evasión a quienes deben pagar
Por ultimo, tendríamos que tomar conciencia de que si queremos o pretendemos ser un país desarrollado, deberíamos aplicar una política económica desarrollada, cosa que nunca se llevo a cavo en La Argentina; muy por el contrario, ya desde la época de la colonia, siempre tuvimos una economía regulada o controlada. Basta con mirar a los países exitosos para darnos cuenta de cual es el camino a seguir, por lo menos en lo que a economía se refiere.
Estos son los verdaderos males que nos aquejan, pero nuestros dirigentes siguen empeñados en decirnos que somos un país sometido, oprimido, hostigado por el FMI, el Banco Mundial y las empresas multinacionales, en vez de aplicar una economía moderna, abierta, que aliente a las inversiones y genere empleo, con un sistema impositivo justo y equitativo que distribuya los ingresos de una manera ordenada, transparente y sin despilfarro, a través de un Estado eficiente y que responda de una manera efectiva a las necesidades de la gente.

BALANCE DE LOS CUATRO AÑOS "K"

Existen dos formas de realizar un balance de lo hecho por la Administración Kirchner en estos cuatro años de gobierno. La primera es ideológica o teórica, donde se puede opinar a favor o en contra, si esta bien o esta mal. La segunda es la basada en la práctica.. Ésta, seguramente, será más objetiva, ya que sencillamente se extrae de la realidad.
Todos los gobiernos, cuando asumen, se deben abocar a tres frentes; el económico, el político y el social, y es necesario avanzar sobre ellos de una manera equilibrada y equitativa; ya que si se hace énfasis solo en alguna de éstas tres facetas, al mediano o largo plazo se producirá un desequilibrio que traerá como consecuencia cierta desestabilidad sobre la o las que no se haya avanzado.
En el plano que mejor le fue al gobierno es, sin ninguna duda, el económico. Es innegable la recuperación del país; a tal punto que las reservas del Banco Central crecieron formidablemente, logrando algo impensado algunos años atrás, como el pago al FMI.
Aquí es donde apoyándonos en la realidad, el análisis arroja un balance positivo; pero si seguimos basándonos en esta realidad, debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Cual es la verdadera razón de este crecimiento? La respuesta no es difícil; el principal motivo es la diferencia cambiaria. Esta diferencia de mas de tres pesos por cada dólar permitió, en primera instancia, que las importaciones a las que estábamos acostumbrados (principal motivo de desocupación y posterior recesión en la década de los 90) disminuyera considerablemente y por otro lado empiecen a verse los beneficios de exportar, especialmente en los rubros textil, calzado, plásticos, electrodomésticos y fundamentalmente el automotriz, entre otros. Así la balanza comercial comenzó a inclinarse en nuestro favor, generando empleo, ingresos del exterior y por consiguiente una sensible reactivación. En segundo lugar (no es ningún secreto) se produjo la “explosión” del campo, siempre favorecidos por el cambio respecto a la moneda estadounidense; y es aquí donde más “cosechó” el estado, gracias a una suculenta alícuota en las retenciones y a una situación internacional que nos favorece. Pero el campo no genera mucha mano de obra ni tampoco requiere de grandes inversiones en infraestructuras, y aquí nos encontramos con el primer desfasaje. La desocupación no descendió proporcionalmente al crecimiento económico, y la falta de inversiones hacen que al haber un mayor poder adquisitivo crezca, en cierta medida la inflación, ya que la demanda empieza a ser mayor que la oferta.
¿Pero producto de que fue este dólar a tres pesos? Todos sabemos que el ideólogo de este proceso no fue Kirchner, sino su mentor, Eduardo Duhalde, y ni si quiera lo hizo el Ministro de Economía “heredado” por esta administración, sino Remes Lenicoff.
En el plano político, también encontramos algunos aspectos positivos si tenemos en cuenta que la “imagen” del Presidente sigue siendo positiva, tal es así que todos los analistas coinciden en que si se presentara en las próximas elecciones presidenciales, sería electo nuevamente. Es también indiscutible que el Presidente supo despegarse de esa primera imagen de “Chirolita” de Duhalde e ir construyendo no solo su propia imagen como hombre fuerte, sino que además supo construir cierto poder y manejar a su antojo todo lo que se propuso. Pero aquí nos encontramos en una disyuntiva, que es determinar si es bueno para el País que una sola persona tenga tanto poder.
El ejemplo mas claro es el haber aumentado el numero de integrantes del Consejo de la Magistratura, y obligar al Congreso Nacional a votar a favor de la Ley que autoriza al Poder Ejecutivo manejar a su criterio los DNU y sancionar los “súper poderes”, donde quedó evidenciada la “Obediencia debida” de Diputados y Senadores Justicialistas.
Pero este no es el único caso que podríamos citar en lo que a demostración de poder se refiere; nos podríamos remontar a los primeros meses de gobierno y recordar el entredicho con el Vicepresidente Scioli o, como hasta ahora, donde se pudo apreciar de que manera se manejan ciertos temas como los convenios de precios con supermercadistas o el precio de la carne con los sectores ganaderos, llegando al lamentable manoseo del INDEC.
No debemos olvidarnos tampoco de la relación con la Oposición o el periodismo cuando no comulga su mismo pensamiento; quedando en evidencia que el que no esta de acuerdo con el gobierno es un enemigo.
Todos estos hechos, que no son subjetivos, sino extraídos de la realidad, no hacen más que demostrar que el poder que construyó el Presidente se transforma, a la hora de ser utilizado, en gestos sencillamente autoritarios, por lo que se desprende que lo que es positivo para el gobierno, no lo es para el sistema, como por ejemplo los vergonzosos hechos de manipulación política en las últimas elecciones legislativas, digitando de una forma inmoral el traspaso de Borocotó, el manoseo de Bielsa y la conspiración contra Patti.
Un párrafo aparte, siempre en lo político, merece la muy mala –o inexistente- política exterior. En este aspecto podríamos citar toda una serie de entredichos con piases como Francia y España, por las empresas privatizadas, Chile, por el tema energético, la Comunidad Europea, por la suspensión de las exportaciones de carnes, y el mas insólito o inesperado, con Uruguay, evidenciando una falta total de previsión en Relaciones Exteriores, y lo que es peor, la carencia de ideas para tratar de resolver los problemas, acudiendo, como siempre a la improvisación y la precariedad.
Pero la falta de políticas apropiadas no es patrimonio exclusivo de las cuestiones internacionales, ya que brillan por su ausencia las políticas salariales, laborales, agropecuarias, o de inversiones.
Por ultimo, en el plano social, es donde mas falencias hay, aunque no a simple vista. Tanto la seguridad, como los sistemas de salud pública y de educación siguen teniendo un alto porcentaje de ineficiencia. La ayuda social, además de ser muy escasa, es utilizada por dirigentes para crear clientelismo; los reclamos –no solo laborales- son cada vez mas frecuentes y violentos, donde nadie (Fiscales, Jueces, Policía, Ministros, Secretarios, etc.) toma cartas en el asunto, ya sea por miedo, o por “el costo político”; permitiendo una suerte de anarquía en cada protesta.
Todas estas falencias, hacen que en el último tramo del gobierno K se evidencie el mal estar generalizado de la sociedad; muestra de ello es la situación de Santa Cruz, el conflicto con los ferrocarriles, y como broche de oro, no nos podemos olvidar del escándalo Skanska, o la lamentable situación por la que atraviesa el sistema de aeronavegación.
Como dijimos antes, se debe avanzar en forma equilibrada y equitativa en los tres frentes, el político, el económico y el social, y este parecería ser el principal error del Presidente Kirchner, por esa razón, en teoría el balance arroja un resultado positivo, pero en la práctica, todo lo contrario.

LA GLOBALIZACION Y LOS MEDIOS DE COMUNICACION

La década los 90 se caracterizó, entre otras cosas, por la globalización. Si bien este fenómeno incluye una gran cantidad de aspectos como el cultural, social, o económico, encontramos que el campo de los medios de comunicación no es solamente el mas amplio y representativo, además, es uno de sus estandartes o referentes, dado que por sus características se nutren mutuamente.
También en estos años se han alzado muchisimas voces, algunas a favor y otras en contra, especialmente desde los países tercermundistas o subdesarrollados. Pero, se justifican estas criticas? En que medida perjudica o beneficia la globalizacion a los países en vía de desarrollo?
Llama poderosamente la atención que gobiernos de países autdenominados “progresistas” o “socialistas”, quienes se autocalifican como los mas perjudicados, no solo utilizan estos medios, sino que también se encargan de manejarlos, ya sea desde agencias de noticias, diarios, radios, canales de televisión e inclusive Internet, como en Cuba, sino que también los controlan o censuran como en Venezuela, utilizando o tratando de utilizar, como en este ultimo caso, los medios en su favor con un corte netamente politico-propagandistico, especialmente en aquellos medios manejados por el estado.
Este ultimo caso lo podemos apreciar claramente en nuestro país con la televisora estatal.
Sin embargo, la globalizacion de los medios de comunicación, que en su totalidad es desarrollada técnicamente por los países centrales, (EE UU, Alemania, Francia, Holanda, Japón, etc. ) permite a los habitantes de
Países subdesarrollados, no solo a acceder a noticias, información, deportes o hechos culturales de todo el mundo por TV por cable, satelital o Internet, sino que tmbien les permite por estos mismos medios difundir hechos que acontecen en sus países.
Este intercambio cultural, prácticamente instantáneo, no es bien visto en general por intelectuales, en su mayoría “progresistas”, quienes sostienen que cuanto mas poderoso es el país emisor, mas posibilidades tiene de Invadir cultural e ideológicamente a los países mas pobres o receptores.
En este punto seria conveniente analizar dos aspectos; el primero sería el estrictamente técnico, en este sentido podríamos decir que nos es sumamente beneficioso, ya que podemos acceder, como dijimos antes, a infinidad de información (cultural, social, científica, etc.) de una manera mas practica, rápida y fácil.
El otro punto a tratar seria el cultural o ideológico, pero ¿no se estaría desviando el foco de la discusión?
Porque parecería que se esta atacando a las “consecuencias” y no a las “causas”, error muy frecuente y común en los países subdesarrollados. Esto, dicho en otras palabras significa que la responsabilidad de que los supuestos mensajes ideologicos-culturales emitidos por el emisor dependen directamente del receptor para que surtan efecto o no. O sea que si un país esta bien constituido culturalmente seria muy difícil que se deje invadir ideológicamente, y esto depende pura y exclusivamente de cada país.
También llama poderosamente la atención que muchos que critican a los medios de comunicación y su globalizacion los utilicen para difundir sus ideas, por ejemplo partidos de izquierda o como el caso del investigador Cees J Hamelink, actual presidente de AIERI (Asociación Internacional para el Estudio de la Comunicación Social) quien sostiene que existe un marcado desequilibrio en el intercambio de comunicaciones entre los países centrales y los del tercer mundo.
Hamelink no solamente obvia que gracias al desarrollo tecnológico tiene la posibilidad de acceder masivamente a todo el mundo, sino que también omite que el desequilibrio se produce precisamente por la generación propia de hechos que despierten interés general, social o cultural de cada país. Por ejemplo, no son la misma cantidad de hechos científicos, sociales o culturales que se generan en Japón, Alemania o Francia que los que se generan en Paraguay, Perú o Bolivia. Esta misma comparación la podríamos aplicar entre estos países y Argentina; por consiguiente la globalizacion nos permite tener al alcance de la mano infinidad de herramientas, que depende de quien y como las use podrán ser beneficiosas o no. Esto depende de la formación intelectual y cultural de cada individuo y por carácter transitivo a la sociedad en general; por ejemplo a nadie se le ocurriría pensar que los medios de comunicación, potenciados por la globalizacion, sean malos para difundir el tango por el mundo, por citar un caso.
Pero retrotrayéndonos en el tiempo, nos podríamos trasladar a la década del 50, cuando comienza el auge de la televisión en el mundo. Adorno y Horkheimer, quienes eran dos sociólogos provenientes del denominado “Grupo Frankfort”, crean el concepto de “Industria Cultural”. Ellos sostienen que la industria cultural proporciona en todas partes bienes estandarizados para satisfacer a las numerosas demandas a las que se deben responder mediante la estandarización, y sostienen que se produce un quiebre en la cultura; y aquí es donde encontramos ciertas similitudes con las criticas a la globalizacion. En primer lugar llama la atención que los miembros del Grupo Frankfort que son de tendencia notoriamente marxista, no solo critican el sistema y el lugar donde se desarrollan que es EE UU, ya que fueron expulsados del partido comunista alemán por el Reich, sino que tampoco compartían el sistema de popularización de aparatos de radio y televisión aludiendo que iban en perjuicio de la cultura, cuando omitían que precisamente gracias a la popularización de televisores, por ejemplo, cualquier persona común podía disfrutar de conciertos, hechos culturales, eventos deportivos y hasta de la llegada del hombre a la luna.
Otra contradicción que encontramos respecto a quienes critican a la globalización o a los medios de comunicación es que en los países del este europeo durante la época de la guerra fría, y en muchos países tercermundistas o Árabes, quienes serian los supuestos damnificados los diarios, radios y en especial la televisión eran o son en la actualidad utilizados para propaganda política, cuando en los países desarrollados, si bien persiguen fines comerciales, existen numerosos medios de comunicación privados y no existe la censura previa; si un marco legal y un ente regulador por parte del estado.
Otro aspecto de la globalizacion que no es muy tenido en cuenta es el económico derivado de la evolución tecnológica y que desemboca en una reducción de costos materiales. Esto determina que tanto empresas, grupos inversores e inclusive cooperativas puedan tener como emisores, mas acceso a equipos, tanto en calidad como en cantidad. Un ejemplo claro y palpable seria que hoy, por citar algunos casos, un colegio, entidad religiosa, u ONG, puede tener acceso a un equipo transmisor de FM; este fenómeno lo podemos apreciar viendo la proliferación de numerosas emisoras barriales o “alternativas”en muchos países, donde tienen posibilidades de alcanzar un medio de comunicación masivo ciertos sectores de la población que en otra época hubiese sido impensado. Es indiscutible que esta posibilidad es gracias a un desarrollo técnico que nace en los países centrales e indirectamente beneficia de alguna manera a los países subdesarrollados.
Para concluir cabria una reflexión: ¿Como seria hoy la vida en los países subdesarrollados si no hubiesen tenido acceso a los satélites, fibra óptica, radares, computadoras, radio, cine, televisión, teléfono o sencillamente a la electricidad? No nos olvidemos que todas estas cosas fueron inventadas y desarrolladas en países centrales y gracias a la globalizacion están a nuestro alcance.
De ser así, seguramente estaríamos viviendo de una manera mucho mas precaria y primitiva, como lo hacen muchas aldeas de aborígenes en algunos lugares del mundo, yendo en contra de la esencia humana, que es la evolución.

LA IZQUIERDA MILITARIZADA

En la inmensa mayoría de los casos en que la Izquierda se constituyó en el poder, lo hizo por la fuerza, ya sea mediante golpes de Estado o revoluciones, salvo raras excepciones, como la del Dr. Allende en Chile o Chávez, en Venezuela, quienes consiguieron llegar a la presidencia de sus respectivos países mediante elecciones.
Mas allá de acceder o no al gobierno, y haciendo la salvedad de estos dos casos, la metodología siempre fue la guerrilla, sistema preferido de los simpatizantes de Marx, Trotsky, Lennin y Stalin.
Pero lo más llamativo de los “militantes” de Izquierda es que, a pesar del odio y enfrentamiento histórico que mantienen con los Militares, a quienes por lo general enfrentan, copian muchísimas cosas de ellos y las asimilan como propias, desde metodologías hasta el propio vocabulario, comenzando por el término “militante”.
Lógicamente, no es casual que una vez adquiridos los términos, se continúe por las acciones, como por ejemplo, en la forma en que denominan a sus “grupos de tareas”, que son “comandos” o “brigadas”, pertenecientes a “organizaciones” como la FAR “Fuerzas Armadas Revolucionarias” o el ERP “Ejército Revolucionario del Pueblo”, quienes sus integrantes, los “combatientes” dirigidos por algún “comandante” se dedican a la “lucha armada”, o en algunos casos a “marchar” por alguna protesta.
Como podemos apreciar, el vocabulario utilizado por los guerrilleros, contiene una importante cantidad de términos militares, pero el ejemplo más contundente es, sin lugar a dudas el del “Comandante” Fidel Castro, quien desde que asumió el poder se auto convirtió en Militar, vistiendo, hablando y actuando como tal, sin haber pasado jamás por ninguna Institución Castrense.
Este, sin lugar a dudas, es el caso más claro, contundente, categórico y ejemplificador que podemos utilizar para ilustrar la ridícula y enfermiza cercanía que mantienen los guerrilleros con sus enemigos, los Militares.
Lógicamente, esta faceta de la Izquierda, no es más que el principio de una serie de contradicciones, que sigue con el fin que persiguen que es tomar el poder por la fuerza.¿
Esta metodología, por supuesto, contrasta totalmente con lo que permanentemente pregonan, que es la igualdad y libertad del individuo, cosa que, una vez en el poder adolecen por completo, imitando una vez más a los Militares cuando toman el poder.
Sin lugar a dudas, es innegable que no solo la filosofía y la teoría de la izquierda es contradictoria e incoherente, sino que además lo es la metodología que utilizan.