LAS PROMESAS K QUE NO SE CUMPLIERON Y LAS QUE NO SE CUMOLIRAN

Con la asunción de Néstor Kircher a la Presidencia de la Nación el 25 de Mayo de 2003, muchos argentinos vieron renovadas sus esperanzas de vivir un cambio institucional, social, económico y, por qué no, político, ya que una de las principales “promesas” del entonces flamante Primer Mandatario era “acabar con la vieja política”. Tales fueron las esperanzas de la ciudadanía, que rápidamente su imagen positiva creció hasta casi un 80%. Esto fue postal de una elocuente expresión de deseo más que un "sentimiento popular" hacia el mandatario. Poco a poco fueron creciendo las “promesas de cambio”, y con ellas las expectativas de todos. Pero también, poco a poco esas promesas se fueron diluyendo. Algunas de ellas han sido:
La promesa de la reforma judicial.
La promesa de la construcción de 120.000 viviendas.
La promesa de la creación de 700 escuelas.
La promesa de la eliminación de las listas sábanas.
La promesa de la eliminación de las retenciones (1).
La promesa de solucionar la vergonzosa situación de los ferrocarriles.
La promesa de la creación del “tren de alta velocidad”.
La promesa de la creación del gasoducto “Caracas – Buenos Aires”.
La promesa de la fabricación de 8 buques petroleros a Venezuela en el astillero Río Santiago.
La promesa de otorgar créditos bancarios a inquilinos para la compra de su primera vivienda.
Lamentablemente, no sólo debemos resignarnos debido a que ninguna de estas promesas se ha cumplido, sino que además, hay otras que no se realizarán, por lo menos durante 2008. Algunas de ellas son:
Acueducto Santa Rosa Realicó. Se prometió invertir $116 millones. Nunca comenzó y además se excluyó del presupuesto 2008.
Hospitales de cabecera para Jujuy. Se prometieron $5 millones. Ya no está en los planes.
Centro Penitenciario. Costo estimado: $42 millones. Ya no está en los planes.
Nuevo Sistema de agua potable para Chascomús. Costo estimado: $10 millones. Ya no está en el presupuesto para el año que viene.
Estación Ferroautomotora Mar del Plata. Costo estimado: $120 millones. Fue licitada, pero los recursos no fueron asignados al presupuesto.
Puente Remedios Escaladas para Lanús. Costo estimado: $31 millones. No están en el presupuesto.
Servicios de agua y cloacas. El gobierno firmo un convenio por $103.600.000 para obras en Ezeiza. No hay fondos.
Depuración de líquidos Cloacales. Prometieron una planta de tratamiento en Berazategui por $324 millones. Esa partida de dinero no figura en presupuesto.
Estos son sólo algunos ejemplos, ya que en realidad, se asignarán $2700 millones menos de lo prometido durante la campaña electoral.

Esto significa que, cerca de la mitad de los 670 proyectos de asfaltado, alcantarillado, y ampliación de redes de cloacas y agua potable prometidas, serán suspendidas o postergadas.
Además, está previsto que 399 proyectos avancen a menos del 5% durante de 2008, y a ese paso, el 80% de las promesas seguirán en obra después que finalice el gobierno de Cristina.
Lamentablemente, existe otra promesa que no sólo no se cumplió, sino que, aparentemente tampoco se cumplirá, que es la primera y más importante: “Prometemos acabar con la vieja política.
(1) En este caso, no solo la promesa fue incumplida, sino que además, recientemente las retenciones fueron aumentadas.

Publicado por: www.periodicotribuna.com.ar www.notiar.com.ar www.periodismodeverdad.com.ar www.nuevoencuentro.com y www.tsunamipolitico.com diciembre 2007