MOYANO: ¿DE QUE LADO ESTAS?

DUDOSA GESTIÓN DEL LÍDER CAMIONERO

En el marco de los graves incidentes registrados frente a al legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, cuando se trataba la ley que establece la implementación de puntos a la licencia de conducir, uno de sus principales agitadores intelectuales fue el señor Hugo Moyano junto a su patota sindical. Según el dirigente camionero, “estaba luchando en favor de los transportistas” aludiendo que este nuevo sistema perjudicaría a los profesionales del volante. He aquí la primera contradicción, ya que de ninguna manera este sistema podría perjudicar a quienes no cometan infracciones. Pero si de contradicciones se trata, esta no sería la única, más allá de la forma "patoteril" de protestar. Desde el año 2004 se implementó en nuestro país un nueva licencia para los transportistas de cargas, incluyendo a camioneros, fleteros y choferes de cualquier vehículo destinado a tal fin, incluso al conductor de una simple camioneta. Esta licencia se denomina RUTA, Registro Único de Transporte Automotor. Y aquí seguimos con las contradicciones, ya que para acceder primero hay que tener una licencia de conductor común y corriente con la habilitación correspondiente para vehículos de carga... ¿por qué primero hay que sacar ese registro si después no es tenido en cuenta? La norma que regula al RUTA -según el Art.5 contenido en el decreto 1035/02-, alcanza a todo vehículo con capacidad de carga igual o superior a 700 kilogramos, siempre que realice viajes interjurisdiccionales. Además, refiere indiscriminadamente a un amplio espectro de vehículos como ser Pick Ups doble cabina, camionetas 4x4 o Traffics. Por otra parte, al contemplar una tipología de vehículos tan igualmente extensa, implica que cualquier utilitario de comerciante, industrial, ganadero, agricultor, empresa privada o, inclusive, particulares que lleven en su camioneta 4x4 elementos que puedan ser considerados "carga", y por lo tanto, terminar afectados al RUTA. El RUTA obliga al tipo alcanzado a inscribirse en su registro y obtener cada uno de los posibles conductores del vehículo, además una Licencia Nacional Habilitante. Nuevamente, nos encontramos en este punto con un problema de "amplio espectro" de la norma, ya que, en el caso de una empresa familiar, cada uno de los conductores del vehículo afectado deberá contar con esa licencia. La inscripción en el RUTA tiene un costo anual de $ 10 para el individuo y $ 10 para la empresa (si correspondiere). Mucho más elevado es el costo para obtener la Licencia Nacional Habilitante, ya que anualmente se debe: • realizar un examen psicofísico, por un costo de $ 90 • concurrir a un curso de capacitación de 8 horas, que cuesta $ 20
Tanto el curso, como el examen psicofísico (de un costo de $ 110 por solicitante), debe realizarse en centros habilitados por la Secretaria de Transporte, lo que constituye otro problema ya que no existen más de 50 puntos, por lo que se infiere que más de un empresario deberá recorrer más de 400 Km. para cumplir con el requisito (lo que implica un costo en concepto de viático y otros gastos, como podría ser de hotelería). Cada lugar atiende un promedio de 100 personas por día -y no dan abasto- o sea que recaudan $11.000 diarios por cada punto, lo que se conoce comúnmente como un negocio redondo. Deben sumarse aún dos puntos negativos al RUTA. Por un lado, la norma indica que existe corresponsabilidad de la carga, lo que implica que el transportista se convierte en "responsable solidario" si la pyme remitente de su mercadería no está inscripta (equivale a soportar sanciones que puedan corresponder). Por otro, se incrementa la presión y el costo gremial, ya que aquellas personas que la pyme envía para obtener la Licencia Nacional Habilitante son registradas por el sindicato de camioneros para su afiliación. Sería bueno saber, en primer lugar, a donde van a parar los fondos recaudados por Moyano, ya que todo este sistema está administrado por el sindicato de camineros, y en segundo lugar, no estaría de más una aclaración del capomaf... perdón, del Secretario General de la CGT de por que en vez de protestar por esta medida, la promueve. Lo menos que tendría que hacer es, eximir a los choferes a que saquen el clásico registro de cargas que otorgan los municipios, ya que si es obligatorio tramitar la Licencia Nacional Habilitante, no tiene razón de ser.

¿Así defiende Moyano los intereses de los trabajadores?
Publicado por www.periodicotribuna.com.ar y www.notiar.com.ar noviembre 2207