DE CADA DIEZ, SIETE NO LA VOTARON

Ya realizadas las elecciones presidenciales, y con los resultados más fríos, podemos llegar a una llamativa conclusión: Siete de cada diez votantes, no lo hicieron por Cristina.
Aunque el resultado oficial arroje un 45%, a favor de la Senadora F. De Kirchner, debemos decir que no es real, o por lo menos es relativo.
Todos sabemos que el actual mecanismo del cuento de votos es “mentiroso”, ya que no se contabilizan los votos impugnados, anulados y/o en blanco. Eso, sin tener en cuenta los tantos votos FRAGUADOS que hubo.

Hagamos números:

Total de argentinos convocados a votar a presidente:.. 27.090.236...100 %

Votaron a Cristina F. De Kirchner: 8.650.990... 31 %

NO VOTARON A Cristina F. De Kirchner: 18.439.246... 69 %

Si vamos a la Ciudad de Buenos Aires, la cosa empeora notablemente:

Total de "porteños" convocados a votar presidente en 2007:.. 2.564.950... 100 %

Votaron a Cristina F. De Kirchner: 437.148... 17 %

NO VOTARON A Cristina F. De Kirchner: 2.127.782... 83 %

En otras palabras, por más que juntemos, pongamos en la coctelera y batimos: con espuma nos queda: UNO A FAVOR por TRES EN CONTRA; eso sí... hubo sitios donde Cristina arrasó indiscutiblemente y se adjudicó el 75% de los votos, EN LAS CARCELES... esto significa que los reclusos fueron los que mejor se vieron identificados con la propuesta K.
Así que cuando la señora Presidente salga de Olivos en helicóptero y mire para abajo, encontrará a esas simples personas desagradecidas que no valoran que ahora empieza el cambio y que no las podrá convencer con jubilaciones truchas, regalando plata, repartiendo casas, tratando a Hebe de Bonafini como a un ciudadano ilustre, interpretando los Derechos Humanos a su criterio, rodeándose de ex terroristas, manipulando el INDEK.
No señora, no los podrá convencer ni con la ropa de colección de estreno, ni con toda la cosmética universal, ni con las notas periodísticas pautadas con los periodistas obsecuentes de turno, incluido el tinellismo y otros ismos.
Quizás erraron el candidato, y alguno de los Fernández o Kunkel, o Verbitsky, o Bonasso hubieran tenido mejor suerte.
Ni el fraude alcanzó para esta cosecha misérrima con tanta plata gastada y con el propio presidente de bastonero.

Para finalizar, invito al lector a que reflexione sobre lo siguiente: ¿Qué cree usted que ocurriría si hoy se volverían a realizar las elecciones con los mismos actores después que salieron a la luz las vergonzosazas “irregularidades” del día del comicio, hoy por todos conocidas?... yo pienso lo mismo que usted está pensando en este momento.
Publicado por www.agencianova.con noviembre 2007