LAS CONTRADICCIONES DE LOS KIRCHNER EN U.S.A.

Finalmente, el Presidente Kirchner pronunció su discurso en la ONU, un discurso que muy pocas veces había despertado tanto interés no solo en la opinión pública argentina, sino que además era muy esperado por la comunidad judía mundial, Irán y, por supuesto, aunque pareciera de “re ojo”, también por el Gobierno de los EE UU. El discurso tuvo dos puntos fundamentales, el primero, la acusación pública y formal ante el mundo de la responsabilidad del gobierno iraní de los atentados a la embajada de Israel y la AMIA, y luego una nueva queja en cuanto a la relación del gobierno de los EE UU para con nuestro país. En realidad, se suponía, palabras mas, palabras menos, lo que el Presidente argentino diría. Pero más allá de analizar o juzgar si estuvo bien o mal en acusar al gobierno iraní por los atentados y la extraña relación que mantenemos con los EE UU, lo que llama poderosamente la atención es el nivel de contradicción en sus palabras, a saber: En lo que se refiere a la primera parte, Néstor Kirchner dijo “repudiar todo acto de terrorismo en cualquiera de sus tipos y formas...” y aquí, la primera contradicción. Si el presidente repudia todo tipo de terrorismo, ¿Por qué se rodea de ex terroristas? ¿Por qué no juzga también a los criminales montoneros, en vez de premiarlos con cargos públicos y jugosos sueldos que pagamos todos? ¿Acaso cuando los montoneros secuestraban, torturaban y mataban, incluso a inocentes colocando bombas no eran actos terroristas? La segunda de las contradicciones es la siguiente: Si tanto le interesa al señor Presidente juzgar a los responsables de los atentados, ¿Por qué este reclamo no lo hizo antes? ¿por qué lo hace cuando está llegando al final de su mandato? ¿No será que hay ciertos intereses y/o presiones por parte de la comunidad Judía? En la segunda parte de su discurso, Kirchner se quejó del trato frío y distante que mantienen los norteamericanos con él, y seguimos con las contradicciones... Si permanentemente se declara en contra de las políticas de los EE UU, por un lado, y por otro cada vez que puede declara su amistad con Chávez, Castro, Morales, Correa, y cuanto “pseudo progresista” aparece en Latinoamérica, ¿Como pretende que desde el Norte lo miren con simpatía, cuando incluso le “prestó” nuestro país a Chávez para su campaña “anti imperialista”? Por supuesto que podríamos incluir más contradicciones que sobrepasan las palabras del Presidente argentino, que es el lugar de la Primera Dama...¿Fue como tal, como senadora o como candidata presidencial? Si siente tanto desprecio por lo norteamericano, ¿Para que va a hacer campaña allí (Que dicho sea de paso, en este caso, una vez más los gastos de su campaña los pagamos todos, cosa que es totalmente ilegal) en vez de hacerla nuestro país? Si ella misma asegura que habrá un cambio en el trato con la prensa ¿Por qué no dio entrevistas a periodistas argentinos y si a los de la agencia oficial TELAM y a la revista TIME? Pero no podía falta la frutilla del postre... Si el TANGO 01 está en perfectas condiciones para volar ¿Por qué alquilaron un avión de línea que es mucho más costoso? Según la Real Academia Española, literalmente la palabra contradicción significa: “Afirmación y negación que se oponen y destruyen recíprocamente”. A esto le podríamos agregar que filosóficamente, “La contradicción deviene de la falta de conocimiento y/o convicciones”, y psicológicamenete “Es producto del cambio de intereses”. Las del matrimonio “K”, usted ¿dónde las ubicaría?
Publicado en www.notiar.com.ar y www.catamarcaya.com.ar octubre 2007